robótica. 0

¿Cómo puede la robótica cambiar la industria farmacéutica?

 A medida que crece la demanda de nuevas drogas y medicamentos, las empresas farmacéuticas buscan continuamente nuevas formas de aumentar la productividad, lo que lleva a una mayor dependencia de los equipos automatizados y la robótica. Estos cambios en la forma de trabajar revolucionarán muchas áreas de la industria y es probable que tengan un efecto en los puestos de trabajo.

La adopción de los robots en la industria farmacéutica ha ido en realidad a la zaga de otras industrias por varias razones. En primer lugar, no sólo existe el alto costo inicial de la compra y el uso de robots, sino que también la industria abunda en la percepción errónea de que los sistemas robóticos son demasiado complicados de usar y requieren una programación compleja.

Eficiencia y precisión

El uso de robots en la industria farmacéutica tiene muchas ventajas en cuanto a la velocidad. Los robots pueden realizar tareas alrededor de tres o cuatro veces más rápido que los humanos y además pueden ser utilizados las 24 horas del día. Tales cualidades los hacen excelentes para producir grandes cantidades de un producto en un corto espacio de tiempo. Los robots también son capaces de moverse con una precisión menor que la de una hoja de papel, que supera con creces la precisión que cualquier humano podría proporcionar.

Hasta la fecha, los robots han sido utilizados con éxito por Merck en las líneas de embotellado para colocar las tapas de los dispensadores en las botellas de medicamentos para la alergia. Los robots son capaces de operar a 120 ciclos por segundo, con diez variantes de la botella capaces de funcionar en el sistema. El único requisito para los empleados humanos es seleccionar el programa correcto para el propio sistema robótico.

Cabe señalar también que los sistemas robóticos típicos de hoy en día utilizan muchas menos piezas que los equipos convencionales y tienen procesos de cambio más rápidos, así como menos mantenimiento requerido. Por lo tanto, el costo total de la utilización de los robots es mucho menos costoso. Un solo robot puede realizar las funciones de numerosos equipos y, por lo tanto, reducir la cantidad de espacio necesario para construir una fábrica. A diferencia de los equipos convencionales, estos robots también pueden ser reequipados y reelaborados para aplicaciones completamente diferentes.

En el laboratorio

Muchas de las pruebas realizadas en el laboratorio tienen que ver con la investigación, el descubrimiento y el desarrollo de fármacos, y suelen implicar tareas repetitivas como mover fluidos y tubos de ensayo. De esta manera, los robots son una opción ideal para estos trabajos porque son fáciles de automatizar y proporcionan un alto nivel de precisión y consistencia.

El uso de los robots de esta manera también permite a los investigadores evitar las tareas menores y centrar su tiempo en actividades más valiosas como el desarrollo y la investigación de drogas reales. Hasta la fecha, ya se han fabricado robots para estos fines, y SciGene ha fabricado un robot que puede preparar muestras de ADN.

El técnico de laboratorio o investigador no requiere habilidades de ingeniería, pero puede programar el robot usando instrucciones simples. La precisión es tan alta que los robots de hoy en día pueden poner 40.000 puntos de ADN en un solo portaobjetos microscópico, una hazaña que no puede ser rivalizada por las manos humanas.

Medicamentos fraudulentos

Los robots también podrían ser útiles para ayudar a las farmacias y empresas farmacéuticas a identificar medicamentos falsificados o que se hayan producido de manera fraudulenta. Con la aparición de las farmacias en línea, ha habido un número abrumador de casos de medicamentos que no son lo que dicen ser en el envase – algunos no contienen ningún ingrediente activo o incluso ingredientes que son perjudiciales para el usuario.

Por consiguiente, la industria farmacéutica ha hecho cada vez más hincapié en la posibilidad de rastrear las drogas desde su fabricación hasta el punto de venta o dispensación. La robótica es sumamente útil de esta manera porque cuando se compra un medicamento, los escáneres de códigos de barras pueden determinar rápidamente si ese producto se vendió legítimamente. Si un producto destinado a Nueva York termina en Texas, los sistemas pueden marcar rápidamente el producto e identificarlo como un posible medicamento falsificado.

Farmacias robóticas

Ya estamos viendo que algunos grandes hospitales y clínicas utilizan la robótica para dispensar varios medicamentos. Los analistas esperan que el interés en las llamadas «farmacias robóticas» sólo aumente a medida que aumente la demanda. Además, muchos en la industria están previendo farmacias totalmente robotizadas en el futuro que podrían eliminar la necesidad de que un farmacéutico dispense físicamente los medicamentos.

Los beneficios de la dispensación robótica son la disminución de los errores en la entrega de medicamentos incorrectos y la reducción de la latencia del personal, lo que redunda en una mayor eficiencia general de la farmacia en cuestión. Un cambio tan drástico en el ámbito de la venta al por menor tardará sin duda muchos años en producirse, pero la tecnología ya está disponible y lista para ser utilizada. También hay que señalar que los beneficios monetarios de la utilización de robots se obtendrían mucho más rápidamente en la «gran farmacia», que en la «pequeña farmacia» y en las tiendas minoristas.

Sostenibilidad

Al igual que otras industrias, la industria farmacéutica está tratando cada vez más de mejorar la sostenibilidad de sus operaciones, y para ello los fabricantes de medicamentos han tenido que reducir los desechos y los contaminantes y conservar la energía.

Hacia el futuro

Los cambios y beneficios que los robots podrían proporcionar a la industria farmacéutica son aparentemente interminables. Desde la creación de grandes ahorros hasta el aumento de la eficiencia y la seguridad, es la velocidad, la precisión, la fiabilidad y la flexibilidad de los robots lo que los convierte en herramientas tan valiosas. Por lo tanto, la pregunta no es tanto cómo pueden los robots cambiar la industria farmacéutica, sino más bien cuándo veremos estos cambios entrar en pleno efecto.

Deja un comentario